logotype

Tweets

Pacto contra el Antigistanismo

Pacto Contra El Antigitanismo

Estrategias de Intervención en Materia de Salud con la mujer Gitana

Estrategias de intervención

Estrategias de cooperación con las Mujeres Gitanas

Estrategias de cooperación

Las Mujeres Gitanas de Hoy

CD interactivo mara

La sociedad gitana en la prensa Andaluza

La sociedad gitana en la prensa andaluza

El programa TDT: Te damos la tarde de 13 TV vuelve a estigmatizar la imagen gitana

 

 

Desde la Federación de Mujeres Gitanas y Universitarias, Fakali-Amuradi, nos volvemos a poner en contacto de nuevo con su programa, “TDT: Te damos la tarde”. Ya, el pasado 14 de junio de 2011 les remitimos un escrito, rogándoles cariñosamente y por favor, que hicieran un esfuerzo para evitar estigmatizar al pueblo gitano pero, lamentablemente en la emisión del programa TDT de ayer, día 30 de agosto de 2011, la historia se repite pero, esta vez de una manera aún más contundente.

En relación a lo ocurrido ayer en su programa queríamos transmitirles que como es obvio los y las gitanas somos tan españoles como ustedes, y como cualquier otro ciudadano y ciudadana; por tanto aludir a nuestra condición étnica no hace otra cosa que crear marcadores de fronteras.

Como ya hemos mencionado anteriormente ayer por la tarde, viendo su programa se nos abrían las carnes, no podíamos dar crédito a los comentarios que sus colabores y colaboradoras vertían al hacerse eco de los sucesos que se están produciendo en el barrio palmesano de Son Gotleu. Los y las tertulianas exponían, sin ningún tipo de escrúpulos sus comentarios, incluso afirmando literalmente “Los gitanos son los que manejan la heroína”, palabras pronunciadas concretamente por la abogada Teresa Bueyes, a lo que añadía “Yo los conozco bien (refiriéndose a los y las gitanas)”, y, para nuestro asombro, nadie, ninguno de sus compañeros, ni tan siquiera la presentadora se escandalizaban ante semejantes aberraciones, ni la emplazaban a que tales comentarios fuesen retirados y, por tanto rectificados. La presentadora, como moderadora del programa, elude así su responsabilidad a la hora de frenar, poner fin a comentarios de esta índole, que no hacen más que atentar contra la dignidad de los y las ciudadanas que formamos parte del Estado Español, desde mucho antes incluso de su configuración como tal, pero que todavía a las alturas del S.XXI tenemos que volverlo a recordar.

                Lejos de hacer inventario étnico las palabras de Teresa Bueyes demuestran, una vez más, la propaganda falsa y hostil asociando “gitano” con “heroína”, cuando por todos y todas es sabido que los mayores narcotraficantes son precisamente “payos”. Sus palabras son de un calibre tan ofensivo, tan discriminatorio que incluso llega a hacer uso de su propio ejercicio profesional como letrada para argumentar aún más su postura, revelando sorprendentemente hasta la identidad, en este caso étnica, de los / as implicados en los procesos judiciales en los que participa.

Destacar y especificar el origen étnico no aporta ningún contenido informativo a la noticia, tan sólo es un elemento que sirve para contribuir al desprestigio y al aumento del racismo que corroe las entrañas de las sociedades democráticas y las pudre; los hechos delictivos, las situaciones conflictivas en las que se encuentren inmersos los individuos  deberán ser llevadas ante la justicia, pero no pueden ni deben convertirse en la excusa mediática para vapulear a un pueblo.

Lamentamos enormemente el trato discriminatorio que sufrimos a través del mal uso del lenguaje, la mención explícita y pública del término “gitano” pone de manifiesto, una vez más, la irresponsabilidad mediática al cargar las tintas sobre determinados grupos sociales. Realmente no entendemos el uso del término “gitano”, sobretodo porque cuando se emiten noticias que se hacen eco de situaciones similares de conflicto no se utiliza, en ningún caso, el término “payo”. Incluso más allá de los términos,  nos parece sinceramente inadmisible que en un medio de comunicación de ámbito nacional se usen las diferencias culturales y nacionales como un instrumento de propaganda difamatoria hacia el conjunto de sus ciudadanos/as para legitimar la superioridad de unos sobre otros.

Por último, les rogamos rectifiquen públicamente, en el mismo horario y en el mismo tramo televisivo se retracten de las palabras ofensivas que se pronunciaron en el contexto del programa emitido en la tarde de ayer 30 de agosto de 2011.